Píldora anticonceptiva y otros anticonceptivos hormonales

Píldora anticonceptiva: por qué no usar anticonceptivos hormonales

El uso de la píldora anticonceptiva es muy popular entre las mujeres. Forma parte de la emancipación sexual de la mujer, el feminismo y la libertad femenina.

Otras bondades atribuidas a la píldora anticonceptiva tienen que ver con el aumento de las mamas, la desaparición del acné, del vello facial y del dolor menstrual. También se receta para regular el ciclo menstrual.

Se trata del anticonceptivo hormonal más utilizado. Su objetivo principal es evitar un embarazo. Otros anticonceptivos hormonales con resultados similares a la píldora son el anillo vaginal, el parche, las inyecciones… Los efectos secundarios de estos productos son tan numerosos que el prospecto de la pastilla anticonceptiva es excepcionalmente largo.

En este artículo vamos a analizar la píldora anticonceptiva y sus verdaderos efectos un poco más a fondo. El resto de anticonceptivos hormonales tienen efectos muy parecidos, por lo que, si los usas, debes tener en cuenta lo que te cuento a continuación.

La píldora y el dolor menstrual

Cuando tomas la píldora no tienes la regla. No hay menstruación y, por tanto, si tienes algún dolor, no se trata de dolor menstrual. Parece extraño porque durante la semana de descanso se produce un sangrado. Sin embargo, la realidad es que no menstrúas cuando tomas la pastilla anticonceptiva o cuando utilizas el anillo vaginal.

La razón de que no ocurra la menstruación es que la píldora anticonceptiva anula el ciclo femenino. Lo detiene y la ovulación ya no se produce. Sin ciclo ni ovulación tampoco hay menstruación.

La menstruación artificial

¿Entonces, qué es el sangrado que llega durante la semana de descanso? Se trata de un sangrado artificial, denominado sangrado por deprivación hormonal. Es decir, cuando dejas de suministrar este medicamento, se produce un sangrado.

Las mujeres que participaron en las pruebas con Enovid, la primera píldora anticonceptiva, pensaron que estaban embarazadas cuando dejaron de tener el periodo. Cuando se les informó que la píldora interrumpía su ciclo menstrual y les impedía tener la regla, quedaron consternadas. Por tanto, los creadores de Enovid pensaron que si la píldora anticonceptiva imitaba al ciclo natural más mujeres estarían dispuestas a usarla.

Recientemente, la Facultad de Salud Sexual y Reproductiva del Reino Unido declaró que el descanso de la píldora no es necesario. Por otro lado, el sangrado por deprivación no tiene ningún parecido fisiológico con la menstruación. Además, su presencia no significa que no haya embarazo.

La píldora anticonceptiva no regula tu ciclo

Una de cada tres mujeres que toma la píldora anticonceptiva, lo hace creyendo que esta regulará sus períodos. Pero como ya he explicado, la hemorragia mensual que experimentamos con la píldora no es la menstruación. La píldora no regula tu ciclo porque, en realidad, no hay ciclo que regular.

Las hormonas fluctuantes, la ovulación y la menstruación que conforman nuestro ciclo menstrual se suprimen. Se reemplazan por un flujo constante y continuo de hormonas sintéticas (estrógeno sintético y progestágeno).

La hemorragia mensual no es otra cosa que la respuesta de nuestro cuerpo a la retirada de estas hormonas sintéticas. Algunas mujeres no llegan a sangrar y otras solo manchan.

Los efectos de la píldora anticonceptiva sobre el estado de ánimo

Es posible que tu médico te haya asegurado que la píldora anticonceptiva afecta positivamente a tu estado de ánimo. De hecho, se receta para prevenir los síntomas del síndrome premenstrual.

Sin embargo, en los últimos años, dos estudios a gran escala de la Universidad de Copenhague han revelado que la probabilidad de un diagnóstico de depresión aumenta en un 23% en las usuarias de la píldora combinada.

El riesgo de suicidio se incrementa tres veces para las usuarias de todos los tipos de anticonceptivos hormonales. Estos estudios revelaron que el diagnóstico de depresión clínica es un 80% mayor para las adolescentes. El riesgo de suicidio, en su caso, se duplica después de solo un año de uso.

Estas conclusiones aún no han calado en la práctica médica, aunque los investigadores argumentan que se debe advertir a las mujeres sobre la posibilidad de estos efectos secundarios.

La píldora anticonceptiva y el riesgo de cáncer

En su libro Más allá de la píldora, la Dra. Jolene Brighten examina la investigación que relaciona el uso de la píldora antinconceptiva con el diagnóstico de cáncer.

Ella concluye: «Los riesgos de cáncer de mama, cervical, hígado y cerebro aumentan con la píldora anticonceptiva. Por otro lado, las incidencias de cánceres uterinos, endometriales, ováricos y colorrectales se reducen en las mujeres que toman la píldora. Yo diría que hay formas mucho mejores de prevenir el cáncer que pueden beneficiar a todo su cuerpo y tener menos efectos secundarios».

Al observar solo los dos tipos más comunes de cáncer femenino en las mujeres que usan la píldora anticonceptiva durante una década o más, una revisión sistemática de 28 estudios científicos reveló que el riesgo de cáncer cervical se duplica; y un estudio realizado sobre 1,8 millones de mujeres reveló un aumento del riesgo de cáncer de mama del 38%.

Los anticonceptivos hormonales y los coágulos de sangre

Los anticonceptivos orales combinados más modernos, así como los dispositivos basados ​​en hormonas sintéticas como el anillo, tienen un mayor riesgo de coágulos de sangre, y las subsiguientes complicaciones graves o incluso fatales, que los anticonceptivos orales combinados más antiguos.

Es posible que ya sepas que tienes un riesgo elevado con cualquier píldora anticonceptiva si tienes sobrepeso, tienes más de 35 años o si fumas. Pero también tienes un riesgo mucho mayor si tienes factor V Leiden, un trastorno hereditario de la coagulación sanguínea que se considera muy común.

El riesgo de muerte por coágulos de sangre (por ejemplo, por infarto cerebral o ictus) es de una de cada 12.000 mujeres que toman la píldora anticonceptiva, en comparación con una de cada 50.000 para las que no la usan, mientras que el riesgo de hospitalización es de una de cada 2.000, en comparación con una de cada 20.000.

Según estimaciones de las compañías farmacéuticas, esto equivale a la muerte de aproximadamente 1.000 mujeres al año solo en los Estados Unidos.

Alexandra Williams murió a los 20 años de edad a causa de varios coágulos de sangre que llegaron a sus pulmones causando una embolia pulmonar masiva. La causante fue Levora, una de las píldoras anticonceptivas más «seguras». Puedes leer su historia en el artículo Birth Control, Blood Clots, and the Untimely Death of Alexandra Williams.

La píldora anticonceptiva o menopausia temporal inducida

A las mujeres se nos dice que la píldora “engaña” al cuerpo para que piense que estamos embarazadas, y que los efectos secundarios (como el aumento de peso) son similares a los experimentados durante el embarazo.

Lara Briden, autora de Cómo mejorar tu ciclo menstrual: Tratamiento natural para mejorar las hormonas y la menstruación, aclara: «La píldora no es como el embarazo por la sencilla razón de que los anticonceptivos no son hormonas del embarazo. De hecho, el estado de tomar la píldora es más como una menopausia temporal inducida químicamente en la cual las hormonas se suprimen y se reemplazan con medicamentos anticonceptivos que tienen efectos muy diferentes en comparación con nuestras propias hormonas humanas».

Efectos negativos sobre la fertilidad

Entendemos que la píldora es un método anticonceptivo reversible y comúnmente se cree que la fertilidad regresa rápidamente después de la píldora. Sin embargo, mientras algunas mujeres conciben rápidamente después de la píldora, intencionalmente o no, otras no. Esto puede depender de problemas previos de salud reproductiva, como el síndrome de ovario poliquístico (SOP), que volverá una vez que se detenga la píldora anticonceptiva.

Maisie Hill, practicante de salud femenina y autora del próximo libro Period Power, dice: «Sabemos por las investigaciones que las mujeres que toman la píldora anticonceptiva experimentan una reducción en el volumen ovárico y la producción de AMH, una hormona relacionada con la fertilidad, mientras que la están tomando».

Por ello puede tomar un tiempo que los ovarios recuperen su función. Hay, según dice ella, una asociación entre el uso prolongado de la píldora y un delgado revestimiento uterino, lo cual es importante porque un grosor endometrial subóptimo tiene un impacto negativo en nuestra capacidad de concebir.

La píldora anticonceptiva reduce, además, la absorción de vitaminas y minerales que son esenciales para la ovulación regular, así como para concebir y mantener un embarazo.

Los anticonceptivos hormonales y el aumento de peso

La correlación entre algunos anticonceptivos hormonales y el aumento de peso está comprobada. La inyección contraceptiva (Depo Provera) muestra un efecto significativo.

Sin embargo, la investigación no arroja resultados definitivos cuando se trata de la píldora anticonceptiva. No obstante, muchas mujeres sí informan que aumentaron de peso con la píldora anticonceptiva. No obstante, se alienta a los médicos a sofocar esas preocupaciones a fin de promover el uso continuo de la píldora. Otros efectos secundarios conocidos, como la depresión, pueden contribuir al aumento de peso.

La píldora y la relación con tu pareja

La píldora disminuye la líbido...

Las mujeres a menudo informan que sienten un cambio en la atracción hacia su pareja si toman o no la píldora anticonceptiva durante el curso de una relación. La experiencia está tan extendida que la Dra. Julie Holland, en su libro Moody Bitches, dice que recomienda que sus pacientes dejen de tomar la píldora al menos seis meses antes del día de su boda.

La Dra. Sarah E Hill, profesora de psicología y autora del próximo libro This Is Your Brain, dice: «La píldora anticonceptiva puede influir en las relaciones de las mujeres con los hombres (y hay muchas razones para esperar que así sea, cuando consideramos la forma en que funcionan las hormonas sexuales), pero necesitamos más investigación para comprender las condiciones en las que esto ocurre y lo que no ocurre.»

La mejor alternativa a la píldora anticonceptiva

¿Existe una buena alternativa a la píldora? ¡Por supuesto! ¡Y se trata una alternativa totalmente inocua, ecológica, natural, y con fundamento científico! Está basada en el conocimiento del funcionamiento de tu cuerpo y la autogestión de tu fertilidad. Y te permite tener relaciones con tu pareja estable sin preservativo, al menos, durante gran parte del ciclo.

Se trata de la Sintotermia, del que te hablo mucho en esta web. Si te interesa aprenderla, contrata uno de mis planes de aprendizaje.

Como he explicado en el apartado de efectos negativos sobre la fertilidad, es posible que tu ovulación tarde en regresar, incluso varios meses, después de dejar la píldora. ¡Ten paciencia!

Si tu menstruación tarda más de trece mese en regresar, consulta a tu médico. ¡Pero no vuelvas a tomar la píldora para regular tu ciclo, porque ya sabes que no hay ciclo cuando la tomas!

Tanto si tienes SOP como cualquier otro trastorno en tu menstruación, te recomiendo el libro de Lara Briden: Cómo mejorar tu ciclo menstrual: Tratamiento natural para mejorar las hormonas y la menstruación. ¡Te será de gran ayuda!

(Gran parte de la información de este artículo está basada en Nine major myths about the pill – from cancer to weight gain.)


Si te ha gustado, por favor, ¡compártelo en tu red social favorita!    Facebooktwitterlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la política de privacidad. *

Información básica sobre protección de datos

Responsable: Marta Mondéjar
Finalidad: Moderación, publicación y respuesta a comentarios de usuarios.
Destinatarios: No se cederán datos a terceros salvo obligación legal.
Derechos: Puedes ejercitar en cualquier momento tus derechos de acceso, rectificación, supresión, oposición y demás derechos legalmente establecidos poniéndote en contacto con la responsable.
Información adicional: Puedes consultar la información completa y detallada sobre protección de datos en mi política de privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.