Método sintotérmico, ¿qué es?

Qué es el método sintotérmico

El método sintotérmico permite distinguir los días fértiles de los infértiles observando el ciclo menstrual, y por tanto, gestionar la fertilidad. Para ello, anotamos en una gráfica la observación de varios biomarcadores. Luego, aplicamos unas reglas sencillas, pero científicamente comprobadas.

Existen otros métodos de reconocimiento de la fertilidad pero, sin duda, el método sintotérmico es el más interesante y práctico, a la vez que efectivo.

Los biomarcadores principales que deben observarse son el moco cervical y la temperatura al despertar.

Adicionalmente, pueden resultar útiles, sobre todo en ausencia de moco cervical, la sensación interna y la posición, grado de apertura y textura del cuello del útero o cérvix.

Para aprender a reconocer, clasificar y anotar tus observaciones, debes contar con la ayuda de una monitora o instructora experta. (Mira nuestros planes de aprendizaje).

En cuanto a las reglas, son varias, y sirven para abrir la ventana de fertilidad y para cerrarla. Puedes estudiarlas en nuestro manual del método sintotérmico, que te regalaré cuando te hagas clienta.

Cómo utilizar el conocimiento de nuestra fertilidad

Saber qué días somos fértiles y qué días somos infértiles como resultado de observar nuestro ciclo y aplicar las reglas del método sintotérmico es una información muy valiosa.

Puedes utilizar esta información para buscar un embarazo o evitar un embarazo. Estos son los fines más comunes, pero no son las únicas razones para observar tu ciclo. Otras razones pueden ser conocerte a ti misma, admirar el maravilloso funcionamiento de tu cuerpo femenino, y observar tu salud.

La información que te aporta el método sintotérmico te empodera como mujer, y profundiza la relación y la comunicación con tu pareja estable.

Método anticonceptivo ecológico, vegano y natural

Un gran número de mujeres llega al método sintotérmico buscando un bebé. Sin embargo, se trata también de un método anticonceptivo muy fiable. Su porcentaje de eficacia anticonceptiva cuando se usa correctamente es del 99,6 %, muy similar al de la píldora anticonceptiva.

De hecho, de acuerdo con los estudios realizados por su principal investigador, Josep Rötzer, su eficacia es del 99% durante la fase pre-ovulatoria, y del 100% durante la fase post-ovulatoria.

Mientras que el hombre es fértil todos los días de su vida, las mujeres somos cíclicas. Y, por ello, pasamos por diferentes etapas a lo largo del ciclo. La etapa fértil apenas dura un tercio del ciclo, (normalmente entre 8 y 11 días, incluyendo un margen de seguridad que puede aumentar si los ciclos son irregulares). Este dato pone de relieve lo innecesario y desproporcionado que resulta anular nuestro ciclo y nuestra fertilidad con anticonceptivos hormonales, o peor, con otros procedimientos aún más agresivos, como la ligadura de trompas o la vasectomía.

A fin de que pueda ser utilizado como anticonceptivo, el método ha sido diseñado con un margen suficiente de seguridad que permite las relaciones sexuales sin protección con toda tranquilidad. No obstante, es importante que una consultora experta supervise la gráfica y guíe a la mujer durante la etapa de aprendizaje.

Como anticonceptivo, el método sintotérmico es seguro, saludable, natural, económico, ecológico, totalmente científico, avalado por la OMS, ¡y vegano! Además, no tiene efectos secundarios sobre la salud de la mujer, ni del planeta.

¿Es para ti el conocimiento de este método?

¡Sí, definitivamente sí! El método sintotérmico es para ti. Salvo que no te interese cómo funciona tu ciclo menstrual femenino, o no lo tengas, por no ser una persona menstruante!

En otras palabras, ¡si menstruas, es para ti! … O si tu pareja menstrua, es para vosotros, ya que la práctica de la sintotermia, ¡es cosa de dos!

Un error común consiste en pensar que el método no es para mujeres con ciclos irregulares. ¡Error! ¡Sí, sí y sí! Si tienes ciclos irregulares, también serás capaz de identificar tus días fértiles. ¡Recuerda que esto no tiene nada que ver con el obsoleto y fallido método Ogino! La sintotermia te permitirá reconocer tu fertilidad, ya sean tus ciclos cortos, largos, regulares o irregulares.

Historia y origen del método sintotérmico

Las primeras investigaciones del médico austriaco Josef Rötzer que culminaron en el desarrollo del método sintotérmico se remontan a 1951. Él fue el primero en combinar el moco cervical y la temperatura.

El objetivo de sus investigaciones era encontrar un método para controlar la natalidad que fuese compatible con el dogma católico. Sus primeras publicaciones tuvieron lugar en 1962 y 1965. Posteriormente, en 1986 se fundó el Instituto de Regulación de la Concepción Natural (INER). El método comenzó a enseñarse a parejas católicas.

Casi en paralelo, una organización religiosa alemana comenzó a enseñar la variante Sensiplan. Esta variante fue desarrollada a partir de 1981 en la Universidad Heinrich-Heine de Dusseldorf.

Existen otras escuelas, o variantes del método sintotérmico, desarrolladas en Estados Unidos, Francia, Italia y Suiza. Algunas de estas escuelas, como la escuela sympto, creada por la Fundación SymptoTherm, son seglares.

Poco se sabe de hasta dónde se remonte el conocimiento de la fertilidad femenina. Modernamente, las investigaciones se atribuyen a hombres, o a parejas. El interés y el permiso de la iglesia para utilizar este conocimiento para regular la fertilidad, se remonta a 1853. La doctora Mary Putnam, según la Wikipedia, fue la primera persona en notar que la temperatura de una mujer tiene un patrón cíclico. Pero sólo podemos especular con la posibilidad, muy real, de que las antiguas mujeres sabias, llamadas brujas, tuvieran conocimientos de fertilidad femenina.

El método sintotérmico para los hombres

Los hombres por lo general no se interesan demasiado por el ciclo femenino. Como mucho, suelen saber cuándo estamos con la regla, o cuándo falta poco para que nos llegue. ¡Es decir, que saben casi lo mismo que la mayoría de las mujeres!

En relación a los métodos anticonceptivos, ellos suelen estar concienciados de usar preservativo en sus relaciones sexuales casuales. Lo hacen para prevenir enfermedades de transmisión sexual y embarazos no deseados.

Pero, cuando están en pareja, es más común que sea ella quien se haga cargo del método anticonceptivo. El preservativo suele convertirse en algo no deseado. Lo más fácil suele ser la píldora, el anillo, el diafragma, el DIU…

Y casi lo mismo podría esperarse del método sintotérmico, ya que la mayor parte del trabajo, recae en nosotras.

Sin embargo, cuando el método sintotérmico llega a la vida de una pareja, se convierte en un nuevo estilo de vida en común. ¡Lo llamamos sintotermia!

Hablaremos más de la sintotermia y los hombres en un artículo del blog.


Si te ha gustado, por favor, ¡compártelo en tu red social favorita!    Facebooktwitterlinkedinmail

2 comentarios en “Qué es el método sintotérmico”

  1. Ana María Alvarez Henriquez

    Hola mi nombre es Ana María y me gustaría aprender el método sintotermico, tengo 40 años y busco mi segundo embarazo, soy irregular.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la política de privacidad. *

Información básica sobre protección de datos

Responsable: Marta Mondéjar
Finalidad: Moderación, publicación y respuesta a comentarios de usuarios.
Destinatarios: No se cederán datos a terceros salvo obligación legal.
Derechos: Puedes ejercitar en cualquier momento tus derechos de acceso, rectificación, supresión, oposición y demás derechos legalmente establecidos poniéndote en contacto con la responsable.
Información adicional: Puedes consultar la información completa y detallada sobre protección de datos en mi política de privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.