El método anticonceptivo que tu ginecólogo no mencionó

El método anticonceptivo sin hormonas que tu ginecólogo no mencionó

Existe un método anticonceptivo sin hormonas del que probablemente tu ginecólogo no te haya hablado. Su efectividad y seguridad anticonceptiva es del 99,6 %. Nada que envidiar a la píldora ni al preservativo, y al igual que la primera, es sólo para parejas estables. ¡Hablamos del método sintotérmico!

Se trata de un método anticonceptivo ecológico y vegano. No invasivo. Sin cirugía ni implantes. Avalado por numerosos estudios científicos y completamente fiable. Sin hormonas y sin efectos secundarios. ¡O miento! Tiene un par de efectos secundarios… ¡pero son maravillosos! Veámoslos detenidamente.

El método anticonceptivo sin hormonas que empodera a las mujeres que deciden utilizarlo

Cuando las mujeres utilizan este método anticonceptivo sin hormonas, de pronto empiezan a sentirse dueñas de su fertilidad. Sienten que tienen el control. ¡Y realmente lo tienen! Conocen su cuerpo y su ciclo menstrual. Saben exactamente qué días son fértiles o infértiles.

Jamás se sienten nerviosas por el retraso de su menstruación. Saben que, cuando se estresan, su ovulación puede retrasarse, y consecuentemente su menstruación. Pero saben perfectamente si han ovulado y cuándo. También conocen la duración de su fase lútea, por lo que, una vez ovulan, saben perfectamente cuándo llegará su regla, incluso cuando otra mujer creería que se le retrasa.

Deciden cuándo tener o no tener relaciones sexuales con su pareja que incluyan la penetración vaginal, dependiendo de sus objetivos. Saben exactamente qué días tener ese tipo de relaciones para buscar un embarazo, o para evitarlo.

Están en contacto con sus ciclos, y se permiten vivir de acuerdo con ellos. No consienten en perder su lado cíclico y femenino para adaptarse al mundo lineal masculino. Al contrario, abrazan a la mujer cíclica y multifacética que vive en ellas, y se experimentan en todas sus tonalidades psicoemocionales.

Si alguien debe adaptarse, ¡que sea el mundo a ellas!

El método anticonceptivo sin hormonas que profundiza la comunicación de pareja

Otro efecto secundario casi inevitable de este método anticonceptivo sin hormonas, es que profundiza y mejora la comunicación de la pareja. ¡Veamos!

¿Cuánto tienes que comunicarte con tu pareja cuando tomas la píldora anticonceptiva? ¡Nada! Él ni siquiera se preocupará mayormente de si la tomas. Toda la responsabilidad recae casi seguro sobre ti. Quizá algún día le digas: «¡Cariño, bajo a la farmacia a comprar la píldora!». Poco más.

¿Y si usas el preservativo masculino? En este caso, es posible que la responsabilidad sea suya. Quizá algún día le digas: «¡Manolo, ve al súper a por una caja de preservativos que casi no quedan!». Y en el momento de ponérselo, ¿os diréis algo? ¡No mucho!, ¿verdad?

Más de lo mismo ocurrirá con otros métodos anticonceptivos: el preservativo femenino, el DIU, el anillo, el implante, las inyecciones… Si genera alguna conversación entre vosotros, será en el momento de decidir qué método usaréis habitualmente.

Sin embargo, el método sintotérmico requiere comunicación constante. Requiere tomar decisiones sobre cuándo y cómo queréis tener vuestras relaciones. Además, no serás tú la única que sepa en qué momento del ciclo estás. Él también lo sabrá. ¡Y perfectamente! No deducirá que estás «en tus días» por tu humor… Él sabrá qué esperar en cada momento, y esperará con anhelo tu días infértiles. Estará seguramente pendiente de ello.

Y te diré algo… ¡a la larga, todo esto afectará positivamente a tu relación!

Por qué tu ginecólogo no lo mencionó

Aunque no pretendo afirmar que ningún ginecólogo suele mencionar el método sintotérmico cuando enumera los métodos anticonceptivos disponibles, la mayoría de las mujeres que lo conocen, afirman no haberse enterado por su médico.

¿Por qué no suelen mencionarlo? Cualquiera que sea la razón, ellos conocen este método anticonceptivo sin hormonas, y reconocen su efectividad.

He preguntado en Instagram, y me he encontrado ginecólogos que responden que las mujeres queremos algo rápido, y no nos interesa nada que conlleve aprendizaje ni tiempo. ¿Tiene razón? ¡Tal vez sea el caso de muchas mujeres! ¿Pero saben ellas realmente todo lo que les aportará este conocimiento? ¿Han oído sobre ello lo suficiente? ¿Han tenido una oportunidad real de valorar lo que significa para su salud la ausencia de los efectos secundarios? ¿o la tranquilidad de saber en qué punto de su ciclo están? ¡Yo creo que no!

Una ginecóloga a la que pregunté en su consulta por métodos anticonceptivos diferentes de la píldora, me mostró el anillo vaginal y me dijo que podría usarlo hasta la menopausia. ¡No me preguntó si estaba interesada en aprender un método sencillo, cuya aplicación carecía de efectos secundarios! Así que tuve que seguir buscando, y me enteré por una prima mía.

Otra ginecóloga que visité más tarde, cuando ya practicaba este método anticonceptivo sin hormonas, me aseguró que ellos lo conocen, pero ella en particular tenía miedo de que sus clientas se quedaran embarazadas si no lo aprendían correctamente, y obviamente ella no tenía tiempo para enseñarlas.

Algunas cosas que debes cuestionarte

Si estás buscando un método anticonceptivo, te invito a cuestionarte algunas cosas antes de optar por lo que parece más fácil…

La píldora anticonceptiva, o otros métodos anticonceptivos hormonales, pueden parecer lo más sencillo, sin embargo, se trata de medicamentos repletos de efectos secundarios. Algunos, muy peligrosos para tu salud.

Y en este punto es donde conviene hacerse una pregunta esencial: ¿crees que tu fertilidad es una enfermedad para que deba ser tratada con un medicamento? … Si no estás segura, pregunta a tu médico.

¡No, no es una enfermedad!. Si acaso, la fertilidad, en edad fértil, es señal de estar sana. ¿Entonces, por qué me recomiendan tratar mi fertilidad con un medicamento para evitar un embarazo?

Un dato muy interesante que muchas mujeres desconocen es que sólo somos fértiles durante una tercera parte de lo que dura nuestro ciclo. ¿Tiene sentido tomar un medicamento peligroso todos los días para anular mi fertilidad, si dos terceras partes de mi ciclo natural ni siquiera soy fértil? ¿O tiene sentido hacerme una intervención invasiva, como la ligadura de trompas?

¡No estoy en contra de los medicamentos ni de la cirugía en absoluto! Simplemente, sé que mi fertilidad no es una enfermedad. Así que no creo que haya que tratarla. ¡Hay que autogestionarla! ¡Sustituye el medicamento y el tratamiento por el autoconocimiento!

Un aprendizaje que vale por dos

Si no te convence mucho la idea de aprender un método anticonceptivo sin hormonas que te lleve aproximadamente tres meses dominar, piensa esto. Probablemente, este sea el único método anticonceptivo que, cuando lo aprendes, también aprendes algo completamente opuesto: cómo optimizar tus posibilidades de quedarte embarazada.

El método sintotérmico es, de hecho mucho más conocido y practicado por aquellas mujeres que quieren ser mamás. Sin embargo, cuando se utiliza como método anticonceptivo es mucho más eficaz.

Así, cuando inviertes tiempo y dinero en aprender a observar tu ciclo y distinguir tus días fértiles e infértiles, no sólo podrás usarlo para evitar un embarazo, también para lograrlo.

Además, si aprendes en nuestra Escuela, también podemos enseñarte una variante sin temperatura que te permitirá usarlo como anticonceptivo también durante la lactancia y la premenopausia.

¡Y no es tan difícil de aprender, ni obliga a planificar mucho más las relaciones que otros métodos muy aceptados! Hace tiempo que el método sintotérmico salió del armario católico devoto para colarse en las vidas de todo tipo de pareja, ya que puede combinarse con el preservativo en días fértiles, o con prácticas sexuales sin contacto genital o penetración.

Cómo aprender el método sintotérmico

Lo más importante a la hora de aprender el método sintotérmico es que lo hagas con una instructora certificada, también llamada monitora, consultora o educadora.

A pesar de que las reglas son sencillas, en la práctica puede resultar algo más complicado. También podemos encontrarnos con situaciones especiales, que sin experiencia, no sepamos cómo afrontar.

¡Así que olvídate, por favor, de comprarte un libro y aprender tú sola! Y si llegas a hacerlo, ten cuidado. No todas las variantes del método sintotérmico son igual de efectivas. La conocida como TCOYF que encontrarás en el libro Tu Fertilidad, de Tony Weschler, es, como ella misma afirma en su página 485, menos efectiva (98% de efectividad), frente al 99,6% de la variante alemana Sensiplan®, en la que se basa principalmente la Sintotermia, la variante sintetizada en Suiza por la Escuela sympto ®. ¡Así que, si quieres evitar un embarazo, elige bien!

Te ofrezco tres programas de aprendizaje de Sintotermia, a elegir según tus preferencias. Los ofrezco a través de una Sinto Estrellas, una aplicación educativa diseñada por la Escuela sympto ® específicamente para enseñar el método sintotérmico en línea. Vivas donde vivas, podrás beneficiarte de nuestros programas.

Desde que la Escuela sympto®, ninguna mujer educada con una de nuestras consultoras ha reportado un embarazo no deseado. Así que podemos decir con toda tranquilidad que ¡estás es buenas manos!


Si te ha gustado, por favor, ¡compártelo en tu red social favorita!    Facebooktwitterlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la política de privacidad. *

Información básica sobre protección de datos

Responsable: Marta Mondéjar
Finalidad: Moderación, publicación y respuesta a comentarios de usuarios.
Destinatarios: No se cederán datos a terceros salvo obligación legal.
Derechos: Puedes ejercitar en cualquier momento tus derechos de acceso, rectificación, supresión, oposición y demás derechos legalmente establecidos poniéndote en contacto con la responsable.
Información adicional: Puedes consultar la información completa y detallada sobre protección de datos en mi política de privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.